Logo Facultad Humaniodades y Comunicaciones
Logo Facultad Humaniodades y Comunicaciones

22 Enero 2020

Brexit, segunda parte: un nuevo y largo camino por recorrer

Brexit, segunda parte: un nuevo y largo camino por recorrer
Luis Lira C.
Boletín Observatorio Internacional
No. 46 / Enero-febrero 2020 
Facultad de Humanidades y Comunicaciones
Universidad Finis Terrae
 
 

El Big Ben, símbolo inequívoco de Londres, no tocará sus campanas este 31 de enero. Pero lo que puede interpretarse como un signo de protesta, es algo netamente rutinario: su sistema de campanas estará en reparaciones. De todas formas, refleja en algo lo que sucederá después de esa fecha, al concretarse -luego de cuatro largos años- el Brexit.

El silencio de las campanas refleja la expectativa nacional y mundial de lo que sucederá con el mercado británico, una vez que Reino Unido se convierta en el primer país en abandonar la Unión Europea desde su creación. Tanto en Londres como en Bruselas –además de Escocia- tienen percepciones distintas del proceso. Mientras tanto, Boris Johnson saca cuentas positivas y asegura que el proceso de transición será corto.

 

Para Londres, nada será lo mismo

 

El llamado desde el gobierno británico ha sido duro. “No habrá armonización, no acataremos órdenes, no estaremos en el mercado único y no estaremos en la unión aduanera, y lo haremos para fines de año”, declaró el ministro de Economía, Sajid Javid, sobre los términos y el plazo que el país se dará para regular los términos definitivos en que se llevará la relación con Europa post Brexit.

Confirmando las palabras de Boris Johnson, Javid reconoció que algunas empresas se beneficiarán más que otras en el proceso, pero que todos los sectores han tenido plazo suficiente para ajustarse a los nuevos tiempos, desde que la ciudadanía votó en forma mayoritaria la opción “Leave”, en 2016.

Los sectores mencionados deberán tener el consuelo, según Javid, de que la economía de Reino Unido “seguirá siendo una de las economías más poderosas de la tierra”. ¿Cuál será la carta bajo la manga que Johnson tendrá para calmar la incertidumbre? El 11 de marzo, fecha en que se entregará el presupuesto de 2020, este se basará en un “Capitalismo humano”, enfocado mayoritariamente en las zonas más pobres del país y que potencie las cualificaciones de los británicos.

Boris Johnson

Con esto, el gobierno británico descarta una ampliación para dialogar con Bruselas y buscará nuevos socios, como un futuro acuerdo comercial con Estados Unidos, ofrecido por Donald Trump.

Pese a esto, la preocupación está presente en el sector alimentario y automotriz. El presidente de la Federación de alimentos y bebidas, Tim Rycroft, advirtió que el cambio de normativa puede traer un aumento de precio de los alimentos para los consumidores.

Para calmar las tensiones, el gobierno tiene preparada una serie de actividades para “celebrar” el 31 de enero. Después de reunirse con su gabinete, Boris Johnson dará un discurso esa noche, destacando su plan económico enfocado en los sectores más pobres del país. Simultáneamente, se proyectará un reloj en la residencia de Downing Street, que se detendrá a las 23:00 horas, momento en que se concreta la salida de la Unión Europea. También se hará un espectáculo de luces en el sector gubernamental de Whitehall y habrá banderas del Reino Unido en la Plaza del Parlamento.

 

Europa pone mesura

 

“Cuando el sol salga el 1 de febrero, la Unión Europea y el Reino Unido seguirán siendo los mejores amigos y socios. Los lazos que nos unen serán irrompibles”, señaló Ursula von der Leyen en su discurso en la London School of Economics, donde fue alumna y regresó como presidenta de la Comisión Europea.

Si bien Londres se plantea dejar todo listo a fines de este año, en Bruselas está la convicción generalizada de que si Reino Unido quiere una salida “dura”, el período de transición deberá tener fases y los objetivos claramente fijados.

Cadenas UE ReinoUnido

Por eso, Von der Leyen se encargó de recordar este punto importante en Londres: “Sin la libertad de movimiento de personas, no puedes tener libertad de movimiento de capital, bienes y servicios. Sin reglas de juego equiparables en materia medioambiental, laboral, fiscal o de ayudas estatales, no puedes pretender el acceso de mayor calidad al mercado interior más grande del mundo”.

De esta forma, Von der Leyen da un fuerte mensaje a Boris Johnson –con quien fue compañera de curso en la European School de Bruselas-, señalando también que “estamos preparados para una nueva relación en la que no existan aranceles, cuotas ni ventajas competitivas. Una relación que vaya más allá del ámbito comercial y cuyo alcance no tenga precedentes”.

 

Escocia y su independencia

 

Si el panorama económico genera dudas, la continuidad del Reino Unido también aparece sobre la mesa. El pasado diciembre, Nicola Sturgeon solicitó transferir la potestad al Parlamento Escocés para poder convocar a un futuro referéndum de salida.

En 2014, Escocia realizó la misma consulta y triunfó la opción de quedarse, ya que el principal argumento era mantenerse dentro de la Unión Europea y sus beneficios. Hoy la historia es distinta, y la respuesta de Boris Johnson fue tajante: “Tú (Nicola Sturgeon) y tu predecesor prometieron que el referéndum independentista de 2014 sería un voto ‘único’ en esta generación. La gente de Escocia votó decididamente con la promesa de mantener la integridad del Reino Unido, un resultado que tanto los gobiernos de Edimburgo y Reino Unido se comprometieron a respetar mediante el acuerdo de Edimburgo”.

El portazo de Johnson a la propuesta escocesa no será el fin de la disputa, sino que el comienzo de la puesta a punto del proceso económico y político que experimentará Reino Unido, Europa y el mundo en su conjunto desde el 31 de enero de 2020. En tiempos de incertidumbre en los mercados internacionales, las palabras de Ursula von der Leyen en Londres cobran fuerza: “El Brexit ha servido para resaltar el valor de permanecer juntos en un mundo cada vez más inestable”.

 

Luis Lira Camposano
Periodista, Universidad Finis Terrae.
Magíster en Estudios Internacionales, Universidad de Chile.
Actualmente se desempeña como Secretario Académico de la carrera de Periodismo de la Universidad Finis Terrae.
Es profesor de diferentes ramos de Historia y Actualidad en la carrera de Periodismo, además del curso “Europa en el siglo XXI”.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.