facultad de humanidades y comunicaciones
Logo Facultad Humaniodades y Comunicaciones

21 Enero 2022

Valérie Pécresse, la candidata que desafía a Macron

 manos arriba

Luis Lira C.
Boletín Observatorio Internacional
No. 56 / Enero-febrero 2022
Facultad de Humanidades y Comunicaciones
Universidad Finis Terrae

Si bien mucha agua ha pasado bajo los puentes en Francia y el mundo -pandemia incluida-, el panorama de las elecciones presidenciales de 2022 parecía volver a la monotonía de las dos últimas votaciones: unirse para evitar que la extrema derecha de Marine Le Pen llegase al Elíseo. Esto permitió la victoria de François Hollande en 2012 y motivó una campaña desesperada de los distintos grupos que ostentan el poder para que Emmanuel Macron emergiera como figura de consenso apelando a un centro político en 2017.
Esto no ha sido impedimento para que los pasos en falso de los dos últimos presidentes fortalezcan la figura de Le Pen ante unas nuevas elecciones. Hollande ni siquiera quiso presentarse a la reelección -llevándose al abismo al otrora poderoso Partido Socialista- y Macron aún parecía beneficiarse de cara a un debilitado sistema de partidos.
Pero siguiendo el refrán de que en política no existen los muertos, sino que solo los desaparecidos, Los Republicanos (LR), la derecha tradicional de Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy -ejemplo de partido postergado por el surgimiento de Macron-, al parecer dio en el clavo con su candidata: Valérie Pécresse, actual presidenta de la región de París, Île-de-France.
Pécresse se ha parado en las elecciones como la única capaz de derrotar a Macron en el balotaje y de paso le ha quitado la exclusividad a Le Pen de tener posibilidades reales para ser la primera presidenta de Francia. Para comprender su historia, también conviene revisar el contexto político que ha vivido el país en los últimos años.


Yo o el caos


Si bien la primera vuelta es el 10 de abril y Macron estará presente en la papeleta, el mandatario en ejercicio esperará la evolución de la variante Ómicron para anunciarlo oficialmente. Este gesto es muy importante para los franceses; si bien postular a la reelección se da por hecho en gran parte de los casos, no se materializa hasta que el mandatario lo expresa oficialmente. En ese momento, el presidente se convierte en candidato, por lo que es legítimamente sujeto de las críticas del resto de los competidores.

macron


“Si ustedes me preguntan: ¿Se proyecta usted, tiene usted una ambición para las francesas y los franceses que vaya más allá del próximo abril? Es evidente, es evidente”, señaló Emmanuel Macron a fines de diciembre en una entrevista televisada.
Mientras, Eric Ciotti, dirigente de Los Republicanos (centroderecha), señaló que solo había sido “un programa de propaganda de un candidato”, mientras que Jean-Luc Mélenchon, de la izquierda populista, afirmó que la entrevista no fue más que “una cháchara desconectada de la realidad”.
¿En qué estado se encuentran los partidos tradicionales en Francia? La victoria de Macron sacó a la luz un “centro político” del cual empezaron a plegarse distintos personajes de ambos extremos de la política. El mismo Macron, surgido del gabinete de François Hollande, es el ejemplo más claro. Varios de sus ministros vinieron de la centroderecha y en especial de Los Republicanos, partido de Nicolas Sarkozy y Jacques Chirac.
Al integrar el actual gobierno, y además por la condena a Sarkozy por financiamiento ilegal de su campaña en 2012, el partido estaba cayendo en la absoluta irrelevancia. La fuga de sus miembros al centro, junto con el acercamiento de otros a Marine Le Pen, parecían ser su final, hasta el nombramiento de Pécresse como candidata.
Si la centroderecha hasta hace un tiempo estaba agonizante, el Partido Socialista está mucho peor. Con Macron y Marine Le Pen como primeras mayorías en las encuestas, la centroizquierda continúa en el desprestigio del gobierno de François Hollande, quien no pudo emular ni en política ni en presencia a su predecesor, François Mitterrand.
La candidata Anne Hidalgo no supera el 5% de las preferencias y Jean-Luc Mélenchon, de la izquierda más extrema, apenas supera el 10%. Esto parecía ser una carrera ganada para Macron, que con la idea de “yo o el caos” (enfrentar a Le Pen), su segundo período estaría asegurado. Hasta la aparición de Valérie Pécresse.


Merkel y Thatcher


“No hay que permitir dejar el futuro de Francia en manos ni del inmovilismo ni del extremismo”, señaló Valérie Pécresse en un reciente discurso. El inmovilismo sería Macron y el extremo Marine Le Pen y Eric Zemmour.
Buscando diferenciarse de sus principales rivales, Pécresse se define como “dos tercios de Angela Merkel y un tercio de Margaret Thatcher”. Y si bien su trayectoria política la respalda, se le reconoce su calma y espíritu de trabajo en equipo.

mujer en podio


Convencer al votante que ella representa una alternativa diversa es la tarea más importante, ya que proviene del mismo semillero de Macron: la Escuela Nacional de Administración (ENA), y que en general es de donde proviene gran parte del mundo político francés.
De todas formas, su aparición en la campaña señala que podría derrotar a Macron en el balotaje, con un 52% de las preferencias. Ministra de Educación, de Presupuesto y vocera de gobierno durante el mandato de Nicolas Sarkozy, Pécresse goza de una trayectoria que la tiene actualmente como presidenta de la región de Île-de-France, la región de París.
Aunque abandonó el partido por su extrema “derechización” durante 2019, regresó a sus filas para participar de las primarias. El entusiasmo por su candidatura chocará con el todavía discurso ambiguo de su partido, que ha visto como sus miembros han integrado el gobierno de Macron, mientras que otros han preferido cruzar la vereda hacia Reagrupación Nacional de Le Pen. Para eso, su equipo político integra actores de peso, como Michel Barnier, el ex negociador de la Unión Europea en el proceso del Brexit.
La verdadera campaña comenzará en cuanto Macron dé el “sí”. Será importante ver si en lo que queda de campaña hasta abril, Pécresse se estabiliza en las encuestas o acaba perdiendo votos frente al centro político de Macron. Un centro que ha diluido el color de los partidos tradicionales los últimos años.

 

Luis Lira C.
Periodista, Universidad Finis Terrae.
Magíster en Estudios Internacionales, Universidad de Chile.
Actualmente se desempeña como Secretario Académico de la carrera de Periodismo de la Universidad Finis Terrae.
Es profesor de diferentes ramos de Historia y Actualidad en la carrera de Periodismo, además del curso “Europa en el siglo XXI”.